"La obra de la Justicia será la Paz y los frutos de la Justicia serán tranquilidad y seguridad para siempre. Is. 32, 17"

20 de marzo de 2007

El retorno de la ILEA

Por Edgardo Amaya Cóbar

En el año 2005, el gobierno de El Salvador suscribió con el gobierno de los Estados Unidos un convenio para la instalación en nuestro país de la Academia Internacional de Aplicación de la Ley (Internacional Law Enforcement Academy, ILEA, por sus siglas en inglés) convenio que fue posteriormente ratificado por la Asamblea Legislativa de El Salvador. Este convenio generó múltiples acciones de rechazo o cuando menos, llamados previos de prudencia, pero en general, de poco impacto en la agenda mediática, lo que facilitó su ratificación sin mayores problemas ni debate por la derecha política en la Asamblea Legislativa.

Diversas organizaciones, actuando de manera conjunta, elaboraron un comunicado que resumía las razones de oposición a dicha iniciativa por parte de un sector de la sociedad civil.

No obstante lo anterior, debe destacarse que en el ámbito de la sociedad civil, la visión de oposición no era unánime y en este marco, se supo que una destacada organización de Derechos Humanos local, brindaría servicios de capacitación sobre esta materia a la ILEA, lo que generó cuestionamientos hacia su papel, muchos de ellos bastante intolerantes. Una vez pasada la coyuntura, luego de la ratificación del tratado por la derecha política en la Asamblea, la coyuntura desapareció de la agenda pública y recién reapareció en marzo de 2007 luego de que la Asamblea Legislativa aprobara un fondo de 110 mil dólares para financiar infraestructura de la ILEA en El Salvador.

Personalmente creo que las razones presentadas por el comunicado antes citado siguen siendo válidas y vigentes. Y también creo que se agrava con el alineamiento de la subregión a las políticas de endurecimiento contra las pandillas que fueron anunciadas en la reciente visita del Fiscal General de los Estados Unidos, Alberto González.

Sin embargo, también creo que el tema es asumido por algunos con más matices ideológicos que propiamente técnico-políticos. Es decir, plantear una negativa diciendo que esto es un tentáculo más del imperialismo o que esta es una reedición de la tristemente célebre Escuelas de las América, es por un lado, simplista y por otro, incorrecto. Luego, el exceso de crítica o radicalismo, obscurecen el debate volviéndolo un discurso sin argumentos concretos y realistas, dejando de lado cuestiones como la necesidad de cooperación multilateral horizontal, de una agenda latinoamericana compartida de formación basada en necesidades concretas y sensibles, los costos económicos para un país que dice necesitar $100 millones de dolares para fortalecer su seguridad pública, etc.

La reapertura del tema ha acarreado nuevamente reacciones, y vuelve a poner el tema en el tapete y pensé que sería una buena ocasión para referirles algunos materiales que precedieron esta discusión.

Otras referencias:

Página de las ILEA en el site del Departamento de Estado, Estados Unidos.

Sobre el rechazo en Costa Rica ver: "Argumentos contra la ILEA" Diputado Rodrigo Alberto Carazo, 2003

Open letter: "Human rights concerns regardin the proposed International Lay Enforcement Academy (ILEA) for Latin America based in Costa Rica". WOLA 2003

“La gente cree que ser de derechos humanos es ser pasivo” Entrevista con Benjamín Cuéllar, Director del IDHUCA. El Faro 17/10/05

"Cuellar defends IDHUCA decision to work with ILEA" Salvanet-Crispaz Winter 06, P. 4.