"La obra de la Justicia será la Paz y los frutos de la Justicia serán tranquilidad y seguridad para siempre. Is. 32, 17"

14 de marzo de 2007

Centros penales: sin seguridad ni director a quien exigirle explicaciones


Por Emilia Gallegos
FESPAD-CEPES

El miércoles 28 de febrero renunció el director de Centros Penales, Jaime Vilanova Chica, por la falta de aprobación de un préstamo de $30 millones para la modernización del sistema penitenciario, la cual especificó en la finalización de la construcción del centro penitenciario en Izalco, la compra de detectores de metales y de bloqueadores de celulares, entre otros.

Al hacer pública su renuncia el ex- director manifestó: "para que no nos pase como a Guatemala, nosotros necesitamos el préstamo de los 30 millones de dólares" [1] refiriéndose al asesinato de cuatro policías el pasado 25 de febrero en un centro penitenciario de Guatemala. Los agentes eran investigados bajo la sospecha de ser autores mediatos del homicidio de tres diputados salvadoreños ante el PARLACEN y del colaborador de uno de éstos. Sin embargo, esta renuncia ocurre a menos de dos meses de la matanza de 21 internos en el centro penitenciario Apanteos (Santa Ana), la cual le mereció fuertes cuestionamientos por la poca seguridad al interior de las cárceles.


El préstamo requerido para el sistema penitenciario es uno de varios financiamientos ofrecidos por el Banco Mundial -BM- y el Banco Interamericano de Desarrollo –BID-, que totalizan más de $400 millones distribuidos en 8 préstamos.

El partido de gobierno, Alianza Republicana Nacionalista –ARENA-, impulsa la aprobación de los préstamos a través del cabildeo en la Asamblea Legislativa, entrevistas, spots publicitarios e incluso por medio de manifestaciones en zonas rurales.

Los niveles de endeudamiento público son percibidos por algunas organizaciones de la sociedad civil como excesivos, sin embargo, el gobierno central impulsa la aprobación de más préstamos y cuenta con el apoyo del presidente del BID, Luis Moreno, quien ha visitado al país en abril 2006 y en marzo 2007.

La aprobación de préstamos internacionales requiere de los votos de dos tercios de los diputados electos según el Art. 148 inciso 2° de la Constitución (56 votos), por lo que se hacen necesario el apoyo del partido de izquierda, Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional –FMLN-, el cual ha mantenido la política de no apoyar más endeudamiento para el país.

De las ofertas de los ocho préstamos, tres tienen como fecha de vencimiento el 4 de abril próximo, los cuales ascienden a un monto total de $197 millones. Por lo anterior, la discusión de su aprobación ha sido programada para la sesión plenaria de la Asamblea Legislativa el próximo jueves 15 de marzo.


En estas pugnas por la aprobación de los préstamos, Vilanova se une a la campaña gubernamental, renunciando por la falta de aprobación del préstamo; asegura que no puede asumir las responsabilidades futuras de una institución que carece de fondos suficientes para realizar sus funciones. Sin embargo, esta carencia de recursos resulta ser la salida más diplomática para eludir responsabilidades pasadas. ¿Quién dará cuenta de la vida de los 21 internos muertos?


13-03-2007







[1] EDH, 1-3-07, Pág. 2