"La obra de la Justicia será la Paz y los frutos de la Justicia serán tranquilidad y seguridad para siempre. Is. 32, 17"

25 de marzo de 2010

Sobre las protestas en el aniversario de Monseñor Romero

Tengo que hacer, debido a la polémico que puede resultar esto, algunas aclaraciones previas:
  1. Soy católico y de izquierda. 
  2. Estoy a favor del conocimiento de la verdad y la justicia sobre los hechos del pasado salvadoreño como presupuesto de reconciliación nacional. 
  3. Rechazo la existencia de monumentos a personajes o ideologías que fomenten el odio. En tal sentido, considero un insulto la existencia de la plaza hecha en honor de uno de los personajes más infames de  nuestro país. 
  4. Rechazo el fanatismo ideológico, radical y visceral que incluye la violencia o la confrontación como metodos preferenciales de lucha.
  5. El día 24 de marzo se suscitaron dos actividades de protesta en contra de la plaza que homenajea a Roberto D'Aubuisson, uno de los asesinos de Monseñor Romero. La primera consistió en ocasionar daños a la infraestructura y pinta de leyendas acusadoras. La segunda en una concentración pacífica y cívica donde se leyó un comunicado de rechazo a la existencia de un monumento a la memoria de un asesino. Este post se refiere a la primera acción de protesta.

Un grupo de personas, se dio a la tarea de llenar de pintura y leyendas acusadoras la plaza dedicada a Roberto D'Aubuisson, autor (o al menos, uno de los autores) intelectual del asesinato de Monseñor Romero el 24 de marzo de 1980 -fecha de la que se cumplían precisamente treinta años-, ésto, según ellos, en cumplimiento al "clamor del pueblo".

Me llamó la atención que uno de los participantes llevaba puesta una gorra con la imagen de Monseñor Romero, como una muestra de la triste y chocante patrimonialización que algunos sectores políticos radicales pretenden hacer de la imagen del martir. Tristemente, todo movimiento fanático necesita muertes y martires para promover sus discursos, a falta de otras cosas. El tema es que Monseñor no le pertence a una ideología o a un movimiento político. Al ver a este gamberro me preguntaba: ¿Romero haría esto?, ¿Romero toleraría estas acciones? Mi respuesta segura es que no.

Me parece incorrecto pretender hablar "en nombre del pueblo" o por el martir. Noticia de última hora: el pueblo, es algo mucho más grande y plural que un grupo de radicales. No, no digan que esto es en nombre del pueblo, nadie los nombró portavoces ni ejecutores de la voluntad popular. No en mi nombre. No. Esto lo hacen por ellos mismos, por sentirse bien, por descargar su odio, para alimentar su "orgullo revolucionario", su vanidad.

Estas personas dan argumentos a aquellos que se oponen al conocimiento de la verdad y la memoria histórica. Estos pueden ahora decir: "Ya ven lo que pasa, se reabrirán heridas. Vean cómo reacciona la izquierda. Esto generará confrontación y odio".

También, terminan desprestigiando y arruinando los esfuerzos de quienes buscan justicia y verdad, pero a través de medios pácíficos y cívicos.

Con estas acciones le hacen un flaco favor a la memoria y herencia de Monseñor Romero, terminan reforzando las ideas distorsionadas de las personas que no quieren entender ese legado y alimentan el odio sin sentido hacia su figura, es más, estas acciones, precisamente, son la muestra de que no han entendido nada.