"La obra de la Justicia será la Paz y los frutos de la Justicia serán tranquilidad y seguridad para siempre. Is. 32, 17"

2 de mayo de 2008

Los medios y el periodismo judicial

Creo que de a poco los periodistas como profesionales han ido aprendiendo mucho sobre el funcionamiento del sistema de justicia, sin embargo, uno no acaba de ver la frontera entre lo aprendido por este gremio y lo que los medios de comunicación reflejan, es decir, no se sabe si lo que las coberturas judiciales muestran son el conocimiento del gremio periodista o las líneas editoriales de los medios.
Esta mañana La Prensa Gráfica -cual niño engolosinado- dedica dos páginas de la sección de noticias con la cobertura intitulada: "Denuncian a jueces por desobedecer a la Corte" donde dan cuenta de la denuncia interpuesta por el magistrado presidente de la Cámara Primera de lo Penal de San Salvador en contra de varios jueces que han dejado en libertad provisional a personas procesadas por delitos no excarcelables, establecidos en el Art. 294 del Código Procesal Penal, disposición que hace poco más de un año fue declarada, según la Sala de lo Constitucional, apegada al texto fundamental, no sin poca polémica y crítica de sectores académicos y de derechos humanos.
Pues bien, es un hecho importante, por lo tanto se elevado a la categoría de noticia de interés es completamente legítimo. Lo que me parece criticable es que la noticia solo cubre una versión de los hechos: la del magistrado denunciante e incluso se da por sentada "la desobediencia" (este término tiene reminiscencias autoritarias innegables) sin una confrontación de la parte denunciada, ni la debida revisión de los fallos concretos y las razones o sinrrazones que los amparan, sumandose de esta forma, a la estigmatización simplista del sector judicial y a los ataques a este sector fomentados por el Ejecutivo y sectores conservadores-autoritarios.
Desde mi punto de vista -tal falible y discutible como cualquier otro- un periodismo judicial de altura debería tener un mínimo de cuidado en verificar informaciones, confrontar fuentes y trasladar esa información debidamente procesada a la ciudanía, pero al parecer, aún hace falta trecho para llegar a ese nivel y mientras tanto, lo que hacen es reproducir -por acción u omisión- su ignorancia y prejuicios para "formar opinión pública".